Edición crítico-histórica de ‘Santo Rosario’


Es el segundo libro de San Josemaría en ser analizado por los expertos. “Es un libro -dicen- que el corazón lo entiende de inmediato…”.

El análisis crítico-histórico de un libro sirve para conocer mejor su contenido. Se analiza el contexto en el que se escribió, la intención del autor, las fuentes de las que se sirvió, etcétera. El Instituto Histórico San Josemaría Escrivá se ha propuesto analizar y publicar las obras completas del Fundador del Opus Dei. Tras ‘Camino’, el primer libro del santo, ahora se publica la edición crítico histórica de ‘Santo Rosario’, que ha sido realizada por tres teólogos de la Universidad de Navarra, que han respondido a varias preguntas.

D. Pedro Rodríguez
El teólogo Pedro Rodríguez es autor de la edición crítico-histórica de ‘Camino’. Se trata de un volumen de 1.200 páginas, que ha dado comienzo a toda una serie de análisis sobre los escritos del Fundador del Opus Dei que se irán publicando bajo el título ‘Obras Completas de San Josemaría’.

¿Qué llevó a San Josemaría a escribir un libro sobre el Rosario?
Lo escribió porque Dios le empujaba por dentro y le “salía del alma” expresar ese modo contemplativo de trato con el Señor y con la Virgen María. A la vez, quería imprimirlo —explicó a su Director espiritual— “con el fin de empujar a nuestros amigos por el camino de la contemplación”. Se refería a los jóvenes estudiantes y profesionales que trataba.

¿Cuáles son las novedades más relevantes sobre ‘Santo Rosario’ que han descubierto tras analizarlo a fondo?
Muchas. Quiero decir que es mucho lo que no sabíamos y hemos aprendido, a lo largo de la investigación, acerca de la historia de la redacción de “Santo Rosario”. Al meternos en los borradores, papeles y cartas de san Josemaría, hemos podido ver cómo se gestaron las dos fases redaccionales del libro y esas otras piezas que a lo largo de estos años se van añadiendo: Prólogos, Notas del Autor, etc. En otro orden de cosas, a mí me ha impresionado mucho la unidad, que se advierte por todas partes en esa historia, entre lectio divina, contemplación y testimonio apostólico.

¿La investigación ha desvelado algunos particulares sobre la redacción de un solo tirón que realizó el santo?
Es ésta sin duda, una de las principales clarificaciones logradas. Ahora, como digo, conocemos toda la historia textual de Santo Rosario, que está descrita punto por punto en la edición crítica. Allí remito para no extenderme ahora. Es así, en efecto: San Josemaría lo escribió en 1931, probablemente el 6 de diciembre, junto al presbiterio de Santa Isabel, “de un tirón”, como él decía; “en una sentada”, como dijo alguna vez don Álvaro del Portillo.

Cuando se plantea la 4ª edición en 1945, un hermoso libro de bolsillo con dibujos de Luis Borobio, el Autor decide hacer unas ampliaciones textuales en la mayoría de los misterios para encuadrar bien la secuencia texto-grabados en la paginación del libro. Los nuevos textos son, sobre todo, pasajes bíblicos, que se sitúan dejando intacta la “tacada” de 1931.

Este “tirón” trae a mi memoria unas palabras de Romano Guardini a propósito de su interesante libro sobre el Rosario. Durante más de veinte años hizo bocetos y bocetos, que no le satisfacían. “La tarea más elevada de un escrito espiritual —dice— debiera ser sin duda hablar de Dios de tal modo que el corazón humano lo entienda de inmediato. Pero, ¿quién puede hacerlo…?”. Tal vez estas palabras del gran teólogo alemán expliquen lo que ocurre con Santo Rosario, sin bocetos, redactado de un tirón: que el corazón lo entiende de inmediato…

Es el segundo análisis crítico-histórico de obras de san Josemaría. ¿Qué rasgos espirituales y literarios son comunes a Camino?
La redacción de “Camino” tiene un arco de casi una década —los años treinta del pasado siglo— y refleja por tanto la rica y variada experiencia espiritual del Autor en esos años primeros de la vida del Opus Dei. En cambio, como ya he dicho, el texto emblemático de Santo Rosario se escribió en un día. Pero la unidad de ambos libros es total. Es la misma pluma la que escribe “Santo Rosario” y determinados puntos de “Camino”, que le son casi simultáneos.

Un dato interesante: al final de la edición crítico-histórica de “Camino” hay un índice cronológico de los puntos del libro. Allí se puede ver que en los seis primeros días de la Novena de la Inmaculada de 1931 san Josemaría escribe los futuros puntos 853, 854, 870, 855, 771, 864, 430 y 857. En el día séptimo escribe el “tirón” de Santo Rosario. Invito al lector a que lea y medite esos puntos a la vez que “Santo Rosario”. Comprobará que, espiritual y literariamente, el patrimonio común es el sentido de la filiación divina y la vida de infancia.

¿Qué otras ediciones crítico-históricas se esperan?
Las del resto de las obras de San Josemaría, publicadas e inéditas. En la mayoría de ellas ya están trabajando los investigadores. Sin prisa y sin pausa… Es tarea de bastantes años. Por la información que tengo, las más próximas a la edición son las obras que siguen históricamente a “Camino” y “Santo Rosario” entre las obras publicadas: “Conversaciones con Mons. Escrivá de Balaguer” y “Es Cristo que pasa”.

Anuncios
Published in: on noviembre 2, 2010 at 5:30 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://jchordi.wordpress.com/2010/11/02/edicion-critico-historica-de-santo-rosario/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: