Sanz Montes:”El sacerdocio no debe estar en la página de sucesos de los periódicos”

El arzobispo participa en un acto del Opus Dei y atribuye la crisis vocacional al disenso teológico y a la falta de «cuidado y vigilancia de la identidad sacerdotal»
J. MORÁN

«El sacerdocio no debe estar en la página de sucesos de los periódicos», manifestó ayer el arzobispo Jesús Sanz Montes durante su intervención en un encuentro con sacerdotes organizado por el Opus Dei de Asturias. Ni en la de sucesos, «ni en la de esquelas», agregó Sanz Montes, ya que hacía referencia al intenso fin de semana en el que la Iglesia católica ha conocido la carta pastoral de Benedicto XVI en la que el Pontífice lamentaba y pedía perdón por los sucesos de pederastia del clero en Irlanda.

Pero el arzobispo de Oviedo utilizaba la referencia de las páginas luctuosas de los periódicos para retratar otra realidad acuciante para la Iglesia: la escasez de vocaciones. De hecho, el encuentro de ayer versaba sobre la «pastoral de vocaciones», es decir, qué remedios aplicar a la sequía de personas llamadas al sacerdocio y a las congregaciones y grupos religiosos.

Al acto acudió una cincuentena de sacerdotes del Opus y diocesanos de diversos puntos de Asturias. La Prelatura del Opus Dei cuenta con unos 13 sacerdotes en Asturias, más otros tantos que forman parte de la Sociedad de la Santa Cruz, entidad tutelada por la Prelatura. El resto de los asistentes al acto de ayer recibieron una invitación personal de los compañeros de sacerdocio del Opus.

Jesús Sanz Montes ahondó en la crisis de vocaciones -«una espada de Damocles para nosotros»- y se refirió a la instrucción pastoral «Teología y secularización en España. A los cuarenta años del Concilio Vaticano II» (2006), un documento de la Conferencia Episcopal de la que él fue coautor. Citó dicho texto para argumentar que «la falta de claridad respecto al sacerdocio no ha sido ajena a la crisis vocacional de los últimos años. En algunos casos parece, incluso, que hay el deseo de provocar un “desierto vocacional” para así lograr que se produzcan cambios en la estructura interna de la Iglesia».

Es decir, que cierta Teología postconciliar ha podido debilitar el sentido del sacerdocio. Sanz Montes puso el contrapunto de que «donde, manteniendo la doctrina católica, se ofrecen a los jóvenes ámbitos para el encuentro personal con Cristo en la oración litúrgica y personal, ordinariamente surgen las vocaciones». La devaluación del sacerdocio ha pasado, por ejemplo, por no considerar al varón «como único sujeto válido del orden sacramental».

Noticia Relacionada

Pellitero: «El Papa es un padre que habla a su familia en la carta sobre la pederastia»
J. M.
Sanz Montes puso un ejemplo de devaluación en la concepción del sacerdocio o de la vida religiosa: el teólogo Diarmuid O’Murchu propuso hace años cambiar la definición de los votos de la vida religiosa de modo que «el voto de pobreza pase a llamarse “de administración ecológica”; el de obediencia, “mayordomía de coordinación”, y el de castidad, “voto para la relación”».

La «falta de cuidado y vigilancia de la identidad sacerdotal», además del «disenso teológico» está en la base de la crisis de vocaciones, concluyó Sanz Montes, quien fue presentado en el acto por José Carlos Seijo, responsable del Opus Dei en Asturias, e Ignacio Font, vicario territorial.

Antes de la intervención del arzobispo de Oviedo, el ponente fue Ramiro Pellitero, médico, sacerdote del Opus Dei y profesor de Eclesiología y Pastoral de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Pellitero también es capellán de la Clínica Universitaria de Navarra.

El ponente explicó a este periódico, tras su conferencia, que «es innegable el impacto sobre la opinión pública de los casos de pederastia del clero». No obstante, «hay que tener presente que de los 200.000 casos registrados en toda Alemania, sólo menos de cien corresponden a sacerdotes cristianos».

Con todo, «el sacerdocio vive en medio de un mundo descreído y además estos sucesos constituyen un mazazo», agregó. Sobre la carta de Benedicto XVI en la que el Pontífice pide perdón, Pellitero explicó que «es el texto de un padre que habla con su familia y les dice que tenemos este dolor y tenemos que llevarlo entre todos».

En cuanto a los sacerdotes en general, el conferenciante expuso que el «buen sacerdote es un hombre pegado a Cristo, que celebra bien la misa, que reza, que quiere a las personas con las que trabaja -y más a los más necesitados- y que lleva un testimonio de alegría a los demás». En este sentido, añadió que una «amplia encuesta realizada en EE UU mostraba que los sacerdotes y los religiosos son las personas que se declaran más felices, porque han seguido su vocación».

Anuncios
Published in: on marzo 23, 2010 at 11:02 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://jchordi.wordpress.com/2010/03/23/sanz-montesel-sacerdocio-no-debe-estar-en-la-pagina-de-sucesos-de-los-periodicos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: