Arzobispo de Oviedo en Avilés: “No vaya a ser que la sociedad que genera la perversión se lave las manos”

Tras la pastoral del Papa por los abusos a menores en el seno de la iglesia católica
El Arzobispo condena los casos de sacerdotes pederastas, pero alerta de la posibilidad de que «pongan en el paredón a quienes fusilamos a diario con nuestra mordacidad»

Avilés / Oviedo,
Félix VALLINA / M. PÉREZ
«No vaya a ser que la sociedad que genera la perversión se quiera lavar las manos buscando cabezas de turco entre el clero católico. No estoy salvando a los pederastas, pero no caigamos en la ingenuidad de creer que todos son así». El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, condenó ayer la pederastia en la Iglesia en el transcurso de una homilía en la parroquia de San Juan en Avilés -«tolerancia cero», dijo-, pero alertó de la posibilidad de que se esté organizando un «pimpampum para poner en un paredón de papel a quienes fusilamos a diario con nuestra mordacidad». Las palabras del Arzobispo se producen un día después de la publicación de la carta pastoral del Papa Benedicto XVI dirigida a todos los católicos de Irlanda para expresar su consternación ante los abusos sexuales a menores por parte de representantes de la Iglesia en este país y por la forma en que fueron afrontados por los obispos irlandeses.

Sanz Montes se presentaba ayer a los católicos avilesinos y no eludió los temas polémicos, como la pederastia en la Iglesia, en la homilía. Empezó citando a Jesús en el Evangelio: «¡Ay de aquel que haga daño a los niños! ¡Ay de aquel que escandalice a los pequeños! Más le valdría que le atasen al cuello una rueda de molino y lo tirasen al mar. Son palabras del dulce Jesús, que cuando se tocan temas serios no se anda con componendas», dijo el Arzobispo. A continuación calificó la pederastia como «uno de los pecados más terribles; no es el único, pero es terrible que haya personas de Iglesia que abusen de los niños».

Igual que hiciera el Papa por la mañana en la plaza de San Pedro, Jesús Sanz Montes aludió por la tarde al pasaje bíblico que habla de la adúltera apedreada por el pueblo y en la que Jesucristo pronunció la frase: «El que esté libre de pecado que lance la primera piedra». Luego la comentó: «¿Qué hace Jesús en esta escena evangélica? Sencillamente ponerle nombre al pecado, no banalizar el pecado, pero también decir que se puede salir del pecado. Nuestra vida tiene salida sea cual sea nuestro pecado. Si lo reconocemos y pedimos perdón volvemos a empezar».

En declaraciones a LA NUEVA ESPAÑA, el Arzobispo matizó estas palabras una vez concluido el oficio religioso. «Cuando un sacerdote comete un pecado así, no tiene perdón de Dios», dijo. Sanz Montes también se mostró favorable a «apartarle completamente de la Iglesia, no sólo cambiarle de sitio para ver si podemos disfrazar la cosa», manifestó el Arzobispo.

Asimismo, este periódico pulsó ayer la opinión de sacerdotes asturianos sobre el pronunciamiento papal. De los doce curas consultados, sólo cuatro respondieron; el resto evitó opinar argumentando no haber leído la carta pastoral de Joseph Ratzinger. El párroco de Pumarín en Oviedo, José María Lorenzo, cree que el Papa «quiere que este problema se planteé y se resuelva donde se ha producido» y considera que este tipo de asuntos «hay que resolverlos sin vacilar».

Por su parte, el cura de Sariego, Antonio Domínguez, está a favor de «ser duro y dar la cara», aunque opina que «tenían que haber tomado cartas en el asunto mucho antes». El sacerdote jubilado Alberto Torga cree que el Papa Benedicto XVI ha abordado el tema «con honradez y con libertad» y que la misiva «aborda el problema de manera objetiva». Por último, el párroco de Fátima en Gijón, José María Díaz Bardales, se confesó «muy triste» por un asunto «horroroso» como el de las agresiones sexuales a menores. Bardales apunta que la carta «viene como consecuencia de unos silencios absurdos», pero pide que no se generalice porque «es la misma Iglesia que llega al último rincón de África para ayudar».

«Los problemas hay que resolverlos allí donde se dan y sin vacilar»
José María Lorenzo
Párroco de Pumarín (Oviedo)

«La carta está bien; el Papa ha abordado el tema con honradez y con libertad»
Alberto Torga
Sacerdote jubilado

«El pronunciamiento es consecuencia de unos silencios absurdos; si se oculta es peor»
José María Díaz Bardales
Párroco de La Calzada (Gijón)

Anuncios
Published in: on marzo 23, 2010 at 11:30 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://jchordi.wordpress.com/2010/03/23/arzobispo-de-oviedo-en-aviles-no-vaya-a-ser-que-la-sociedad-que-genera-la-perversion-se-lave-las-manos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: