Ponerse a tiro

Son días de bondad y dádivas. No nos han de sobrar los agradecimientos. También y sobre todo porque Nuestra Madre Santa María es, como la llamaba frecuentemente  el querido Papa Juan Pablo II, “la más perfecta obra de Dios”.  

Y esta maravillosa criatura tiene corazón. La primera vez que se menciona en el Evangelio el corazón de María es para expresar toda la riqueza de la vida interior de la Virgen: María, escribe san Lucas, guardaba todas estas cosas ponderándolas en su corazón (Lc 2, 19). Un corazón que es sabio  porque entendió como ninguna otra criatura el sentido de las Escrituras, y conservó el recuerdo de las palabras y de las cosas relacionadas con el misterio de la salvación; inmaculado, es decir, inmune de toda mancha de pecado; dócil, porque se sometió fidelísimamente al querer de Dios en todos sus deseos; nuevo, según la antigua profecía de Ezequiel –os daré un corazón nuevo y un espíritu nuevo [Cfr Ez 36, 26]–, revestido de la novedad de la gracia merecida por Cristo; humilde, imitando el de Cristo, que dijo: Aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón [Mt 11, 29]; sencillo, libre de toda duplicidad y lleno del Espíritu de verdad.

Un corazón así es un don divino, una muestra de que sólo Dios puede dar lo que nosotros por sí solos no podemos alcanzar. Como dice el Santo Padre Benedicto XVI en la encíclica Spe salvi n. 31: “el ser agraciado por un don forma parte de la esperanza (…) Sólo su amor nos da la posibilidad de perseverar día a día con toda sobriedad, sin perder el impulso de la esperanza, en un mundo que por su naturaleza es imperfecto.”

Pero un corazón así es alcanzado cuando se ha puesto a tiro, cuando ha dejado a la gracia que realice la esperanza de lo esperado. ¿Y quién mejor que María podría ser para nosotros estrella de esperanza, Ella que con su « sí » abrió la puerta de nuestro mundo a Dios mismo; Ella que se convirtió en el Arca viviente de la Alianza, en la que Dios se hizo carne, se hizo uno de nosotros, plantó su tienda entre nosotros (cf. Jn 1,14)? (Spe salvi, n. 49)

Ponerse a tiro es propio de almas enamoradas y agradecidas, que rezan y están a la escucha. Como Don Josemaría que el 25 de septiembre de 1938 se retira a hacer Ejercicios Espirituales a Santo Domingo de Silos, cercano a Burgos, para ponerse a tiro de la voluntad de Dios. Esto ya era cosa vieja y acostumbrada en él; Nunca mejor descrita su avidez de enamorado en conversación con el Señor: de tú a Tú, como explica a Ricardo en carta de fecha 13 de febrero de 1939, desde Vitoria donde estaba predicando un curso de retiro y residía en el Palacio episcopal de la ciudad:

¡Jesús te me guarde!

Tengo necesidad de escribiros a todos, hoy, vísperas de un día de acción de gracias… ¿Quién se acordará? Pasaré la noche entera junto al Señor, en la capilla de este Palacio Episcopal, ya que ha sido tan bueno Él, que… se me ha puesto a tiro. ¡Ojalá le dé en el Corazón! (Vázquez de Prada, A. El Fundador del Opus Dei, II, p. 342)

 Por ello, como leemos en la Spe salvi, n 31, “su amor es para nosotros la garantía de que existe aquello que sólo llegamos a intuir vagamente y que, sin embargo, esperamos en lo más íntimo de nuestro ser: la vida que es « realmente » vida.” De ahí, la propuesta del Papa a que aprendamos la esperanza, que hagamos prácticas de esperanza. Y la primera manera es, claro está, rezar, hacer oración (Presentación de pps)

Anuncios
Published in: on febrero 15, 2008 at 1:25 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://jchordi.wordpress.com/2008/02/15/ponerse-a-tiro/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: