El miedo y la vida

         Anoche vi la película La Vida de los otros del alemán Florian Henckel von Donnersmarck (Colonia, 1973). Ganadora de 7 premios del cine alemán (entre ellos, película, director y guión) y tres premios del cine europeo (película, guión, actor), ha obtenido recientemente el Oscar a la cinta en lengua no inglesa.             

             Me impresionó sobremanera su retrato de la sociedad y del ambiente –color marrón, beis, naranja, verde-gris- de la Alemania del Este a solo cinco años de la caída del muro. Un ambiente de miedo que según cuenta el director de la película, entonces un niño de diez años, “encontraba excitante sentir el miedo de los adultos. Y ellos tenían miedo: mis padres, cuando pasaban la frontera (los dos habían nacido en el Este y quizá por esa razón los controlaban de forma más estricta) y nuestros amigos de Alemania Oriental cuando otras personas les veían hablando con nosotros, que veníamos de Occidente. Los niños tienen unas antenas increíbles para captar las emociones” 

           Todos sentían miedo: miedo de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la República Democrática de Alemania, miedo de sus cien mil funcionarios, que habían sido entrenados cuidadosamente para investigar “la vida de los otros”, miedo a pensar diferente por las consecuencias, miedo a sentir diferente y a manifestar los gustos artísticos fuera de una única línea, que además era muy triste y muy “correcta”

            La vida no podía aguantar aquello: la película toca como uno de los temas que se investigan al famoso escritor, el artículo que aparece en el Spiegel sobre la tasa de suicidios que ya eran tantos que habían dejado de contabilizarse desde hacía varios años. La vida no podía aguantar aquello y a los cinco años vino la ruina de todo el sistema. La vida no se puede vivir con miedo y eso lo sabe todo el mundo, en todas partes, pues antes o después en todas partes se ha vivido algún tiempo con miedo, o se puede empezar a vivir con miedo. Pero hay un miedo que destruye sobremanera y que está en el origen de todos los miedos: el miedo al dolor. Por si sirve os brindo un punto de Camino de San Josemaría : Te quiero feliz en la tierra. -No lo serás si no pierdes ese miedo al dolor. Porque, mientras “caminamos”, en el dolor está precisamente la felicidad.

            Lo que tiene la película de valor universal es precisamente esto: que en ella cada personaje plantea preguntas a las que nos enfrentamos cada día. ¿Cómo tratar con el poder y la ideología? ¿Tenemos que seguir nuestros principios o nuestros miedos?  Pero por encima de todo La vida de los otros es una película acerca de la capacidad de los seres humanos de hacer lo correcto, sin que importe lo lejos que se hayan adentrado por el sendero equivocado

Anuncios
Published in: on mayo 1, 2007 at 4:01 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://jchordi.wordpress.com/2007/05/01/el-miedo-y-la-vida/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: