Matrimonio y familia IV

1.       Conceptos básicos sobre el hombre según la antropología cristiana 

Hemos visto que el matrimonio y la familia se asientan en la naturaleza humana y responden a su verdad originaria según la quiso su Creador. Importa repasar aunque sea someramente cuáles son esos conceptos básicos sobre el ser humano y su obrar según una antropología que esté de acuerdo con una visión creatural del hombre y con una finalidad inserta en una historia de salvación eterna: es decir una antropología cristiana, pues errores antropológicos nos podrían llevar muy lejos y ciertamente no al fin previsto por Dios. 

a.       La persona en el mundo

      i)             La persona humana es unidad de cuerpo y alma.

La diferencia con otros seres materiales incluidos los animales es que la persona humana es su cuerpo, pues es un cuerpo animado, dotado de alma o espíritu. No sólo es el mas perfecto animal sino que a diferencia de cualquier animal es un cuerpo personal. Y el alma, creada directamente por Dios, no es una alma encerrada en un cuerpo, sino que es el alma de este cuerpo, con el que constituye una única e irrepetible persona

     ii)           La persona humana no es simple parte del mundo.

Ni en el tiempo, ni en el espacio la persona humana se encuentra existiendo de una manera determinista, sino que el hombre y la mujer ejerce un dominio del mundo que le rodea por su inteligencia y su libertad de tal manera que ese mundo, ese lugar en el mundo es su lugar que define y donde refleja su personalidad. Sobre el tiempo lo domina y por eso posee una biografía que va más allá de inclinaciones, automatismos o condicionamientos, pues tiene un futuro libre. Por ello, en el tiempo y en el lugar es donde la persona va perfeccionando su ser por sus decisiones, siendo así el artífice de su propia realización. 

b.       Libertad y realización de la persona

      i)                    La persona es dueña de sí y del mundo por su libertad.

La realidad externa puede condicionarle, pero es radicalmente fuente y principio de sus propias acciones de tal modo que, en circunstancias normales, es capaz de proponerse en su libre decisión aquello que más le perfecciona, a pesar de los condicionamientos del medio. Además es capaz de perseverar en el bien elegido, aunque haya otros aspectos del bien que puedan ser mas atractivos o fáciles.

       ii)                   La persona se construye por sus actos libres.

Las decisiones libres producen efectos que quedan fuera de la persona: un trabajo realizado , una sonrisa ofrecida, etc. Son los llamados efectos transitivos, pues pasan, salen más allá de la persona. Pero hay otras decisiones que, al no responder a un mecanismo automático del ambiente, aportan un sentido implicándose en ello como causa.         

Esta implicación personal produce una huella en la persona, una inclinación directiva en ella: el que dice una mentira, además de la mentira producida, se hace mentiroso. Por las decisiones libres la persona humana se edifica o desedifica a sí mismo. Estos son los llamados efectos intransitivos o inmanentes del obrar humano.

       iii)                 Además construye su futuro por su capacidad de compromiso

La vía por la que el hombre se adelanta al tiempo, en un presente abarcando el futuro, es por el compromiso, pues a sus decisiones plenas de sentido le siguen una búsqueda de finalidad. Y cuanto más valioso sea el fin elegido mayor perfeccionamiento producirá en el sujeto, pues producirá un efecto intransitivo mejor. De aquí que el proponerse un fin que corresponda a los valores y bienes mas auténticos y definitivos, es lo que llevará a esa persona a tener una unidad interior mas perfecta que se puede llamar auto posesión y autogobierno  y que lleva a la verdadera realización personal.

         iv)                 La unidad en la persona entre su querer y su obrar.

La persona está llamada a una meta: a alcanzar la auto posesión precisamente para que sea posible el don de sí, ya que malamente se puede dar lo que no se posee. Por ello la realización plena de la persona es la entrega de si por el amor. Esto que es una meta, ya lo hemos dicho, es también una tarea a través del actuar con sentido. 

2.       La persona, llamada a la plenitud del amor.

a.       La persona no es solitaria, es solidaria.La persona no sólo no es solitaria, sino que no puede vivir sin relacionarse con los otros en el sentido de ser para otro Su condición de ser social le lleva no sólo a necesitar a otros, sino que para entenderse a sí mismo necesita no solo de algo, sino de alguien: ha de interactuar como en un espejo viendo en el otro su propio yo, otra persona 

b.       La persona se realiza por el amor

      i)                    El reconocimiento debido al “otro”

El auto reconocimiento en el otro pide de mi un trato que lo valore por sí mismo, por ser alguien (no para algo), de modo incondicional. A esta manera de conocimiento y trato se llama amor, pues es reconocido como un fin en sí mismo, no como simple medio para conseguir algún objetivo. Por eso el amor tiene un valor absoluto (no relativo a otro fin) Y por ello sólo Dios y las personas son amables –dignos de amor-, mientras que las criaturas no personales son a lo sumo apetecibles, deseables por ser convenientes para conseguir algo.

        ii)                   Amor, servicio y perfección de la persona

Añadimos ahora que el amor es el acto propio de la libertad, no sólo por ser la vía del desarrollo de la persona, sino también por ser la principal muestra de su riqueza y dignidad. Pero añadamos enseguida que “a la persona no le basta cualquier amor: ha de ser una amor verdadero, es decir que corresponda a la verdad del ser y de la vocación del hombre” (Instrucción Familia, 2)         

Quien reconoce el valor absoluto del otro y corresponde a su dignidad con la respuesta libre del amor, entonces se da cuenta que está en función del bien del otro y eso es lo que se llama servicio.            Si el acto propio de la libertad es el amor, la obra propia del amor es el servicio, de tal manera que produce en las personas, este servicio, un efecto intransitivo que enriquece profundamente. Por ello quien emprende esta tarea de aprender a amar así, llega a ser persona en plenitud y por ello no tiene necesidad de los beneficios que el amor le pueda reportar: ya está bien pagado y enriquecido en el amar. 

c.       El amor, vocación fundamental de la persona

      i)                    El hombre, creado por amor y para amar
Dios, que es amor y “vive en sí mismo un misterio de comunión personal de amor” (Familiaris consortio, 11) como hemos visto ha creado al hombre por amor y para amar
           

Desde el “principio” el Creador “inscribe en la humanidad del hombre y de la mujer la capacidad y la responsabilidad del amor y de la comunión” y así puede decirse con todo fundamento que el amor constituye la “vocación fundamental e innata de todo ser humano” (Familiaris consortio, 11) 

      ii)                   Dos caminos a la plenitud del amor

Los cristianos sabemos por Revelación que existen dos caminos de realización integral de esta vocación personal al amor: el matrimonio y la virginidad o celibato por el reino de los Cielos (cfr CEC 1618-1619)     

Compendio 342. ¿Es el Matrimonio una obligación para todos?El Matrimonio no es una obligación para todos. En particular Dios llama a algunos hombres y mujeres a seguir a Jesús por el camino de la virginidad o del celibato por el Reino de los cielos; éstos renuncian al gran bien del Matrimonio para ocuparse de las cosas del Señor tratando de agradarle, y se convierten en signo de la primacía absoluta del amor de Cristo y de la ardiente esperanza de su vuelta gloriosa.

CEC 1620 Ambas realidades “vienen del Señor mismo. Es él quien les da sentido y concede la gracia indispensable para vivirlas conforme a su voluntad y por su valor y significado cristiano son inseparables y se apoyan mutuamente”

Anuncios
Published in: on marzo 24, 2007 at 1:04 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://jchordi.wordpress.com/2007/03/24/matrimonio-y-familia-iv/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: