La casa guapa

La carretera de Gijón a Pola de Siero es guapa no tanto por ella misma, que incluso es estrecha y da lugar a accidentes por no tener arcenes, sino por el valle por el que discurre y las dos vertientes que lo cierran en La Collada, que es el paso por el sur hacia Siero. Parroquias como Granda, con su Iglesia de santo Tomás , su carbayera y su hermosa y conocida finca de Solavieya dónde se puede encontrar, entre árboles y oraciones, una paz del alma y del cuerpo, pues además, para este último se nos restaura a conciencia con una cocina excelente. Parroquias como Vega y la Camocha, Lavandera y Fano en el lado de poniente y Santurio, Caldones y Baldornón en su parte de levante dan a este itinerario una belleza en sus casinas o casonas con colores muy vivos, sus palmeras, camelios, limoneros e incluso naranjos y la siempre presente mimosa que ahora está espoyetando de flores de un amarillo azafrán. Y los manzanos de las pomeradas para la sidra. Sí, es guapa esta vía.Pues ayer fuimos a Caldones a una casina en el barrio de san Pelayo que es una preciosidad por el campo que la rodea. Es como la zona. La casa no puede ser mas chica ni mas guapina pero contenida en mucho espacio, pues es de una familia que la utiliza para que los niños de la tercera generación jueguen libres por el prado, y la “vivienda” es más bien para estar un día que para que vivir en ella. Se la dejan a D. Javier y allí fuimos como base de operaciones para dejar el coche, dar un paseo y hacernos luego una paellita que ayer fue de pescado.Subimos desde san Pelayo por el calellón de l’oscuro hasta el camín real de San Pelayo que ya va a cierta altura y allí andando, andando vimos casas muy bonitas, pero sobre todo una con su palmera, su camelio, su limonero, sus alhelíes blancos y violetas y su balconada de madera. Voy a hacerle una foto que se lo merece. Le hice una desde el norte y cuando le iba a hacer otra del lado contrario, asomó a la balconada un buen hombre mayor, de hechura fina y avispada que nos llamó la atención diciendo: “Y eso pa’ quién ye” Yo le dije que le hice la primera foto por lo mucho que me había gustado y que era una preciosidad y entonces saltó y dijo “Pues ye una ca d’un probe: faga, faga las que quiera, que sí ye guapa” Entonces hice la segunda con el señor en la ventana y le dije que si salían bien se las vendría a traer para que se las quedara. “Vengan, vengan que tan invitaos a un culín de sidra” nos dijo con tono festivo y goloso. Pues no le quepa duda alguna de que vendremos, le dije y en esas estamos e iremos, sí señor.           
Luego seguimos por el camin l’escuries hasta lo alto de Bobies desde donde se ve ya el valle del otro lado con las escuelas y la ermita de la Milagrosa de Riuseco de Caldones, además  del valle por el que vinimos. Entonces empezó a salir el sol pues antes orbayaba fino y el panorama era muy hermoso que es un bonito pero en serio y de verdad. Bajamos por Salientes y volvimos a tomar el camín real de san Pelayo a donde  volvimos para hacer la paella y ver como quedaba: no estuvo nada mal y además la regamos con sidrina. Pues ésto dió de sí la mañana ya que a las cinco de la tarde ya estábamos trabajando en casa. Y es que aquí, apenas sales ya tienes el campo a la mano: no te dá ni para un rosario.

Anuncios
Published in: on marzo 9, 2007 at 5:21 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://jchordi.wordpress.com/2007/03/09/la-casa-guapa/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: